Este año, no hemos visto ninguna novedad disruptiva que signifique un cambio de paradigma, pero sí hemos visto grandes avances en tecnología y en su aplicación al día a día que abren un abanico de posibilidades. Nuestra opinión sobre cada una de las novedades:

Apple Watch serie 4.

Su diseño es más grande que su antecesor pasando de los 42 a los 44 mm. en su formato mayor.

Nos ha llamado especialmente la atención el esfuerzo en UX que podemos apreciar en las nuevas esferas. Han conseguido ofrecer una cantidad de información muy notable en un espacio tan reducido como la pantalla del Watch, en una organización circular que nos parece tan elegante como legible y funcional. Además de las capacidades hápticas añadidas a la corona que permite que tengamos un feedback mecánico de un elemento que no lo es. En nuestra opinión es un excelente trabajo de UX . Nuestros dieses, señores de Apple.

Imagen del nuevo Apple Watch

Las verdaderas novedades de este dispositivo están en su interior. Gracias al acelerómetro y giroscopio mejorados, el Apple Watch mejora en la detección de nuestros movimientos hasta ser capaz de detectar caídas del usuario, llegando a diferenciar entre caída, resbalón o golpe, activando una función de llamada de emergencia.

Apple Watch se convierte en el aliado de tu salud. Siguiendo su estrategia de conquistar el mercado del fitness, ahora la amplían con nuevas funcionalidades médicas. El nuevo Apple Watch es capaz de realizar electrocardiogramas, es el único producto de consumo con esta función, aunque solo estará disponible en USA hasta obtener la aprobación de otras organizaciones de salud en otros territorios. Veremos cómo se las entienden con la U.E., que es mucho más restrictiva en cuestiones de protección de datos. Seguiremos con mucho interés la evolución de las funcionalidades de Apple en e-Health.

Esta característica, junto al detector de caídas, nos ha resultado curiosa cuanto menos al ver una oportunidad de negocio entre la gente de la 3º edad para convencerles de las bondades de la tecnología en su día a día. Más de uno estará ya pensando en el próximo regalo de Navidad para sus padres.

En general, este nuevo modelo nos parece muy continuista con su antecesor, nos ha dejado un poco “meh” aunque hay cosas que nos han gustado mucho, como la solución a nivel de UX que ya hemos comentado. El Apple Watch mantiene la misma línea aumentando su tamaño y redondeando un poco más su forma. Los detalles de diseño, tan del gusto de los seguidores de los de Cupertino. La mejora de sus sensores y la incorporación de alguno nuevo aumentan sus capacidades, afinan sus mediciones y nos muestran nuevas aplicaciones que seguro irán creciendo en el medio plazo.

En España lo podremos conseguir a partir del 21 de Septiembre desde 429€, aunque se puede reservar desde el 14 de este mes.

iPhone Xs y Xs Max.

Por fin conocemos de primera mano los modelos iPhone Xs y iPhone Xs Max. Modelos que se diferencian únicamente en el tamaño, 5,8 y 6,1 pulgadas respectivamente de pantalla OLED con unas resoluciones de 2688 x 1242 y 2436 x 1125 pixels. Tamaños nunca antes vistos en un iPhone, que han despertado nuestro deseo de verlo, tocarlo y hasta olerlo.

Imagen de los nuevos iPhone XS y iPhone XS MAX

La primero que vemos es la ruptura absoluta con el pasado. Desaparece el Touch ID y el botón Home que ha sido la marca diferencial frente a la competencia desde sus orígenes.

Todos los nuevos modelos se suman a la apuesta del Face ID. El “notch” se mantiene, la pantalla prácticamente no tiene marcos para conseguir un mayor tamaño. Se mantiene la línea iniciada el pasado año con el iPhone X, tanto en estética como en estrategia, y se confirma una dirección de futuro en los dispositivos de Apple.

Otra de las grandes novedades es la resistencia IP68. Ahora el iPhone puede estar sumergido durante 30 minutos hasta 2 metros bajo el agua, lo que lo hace mucho más resistente a nuestros despistes. Si bien esta característica no nos va a salvar la vida, de algún disgusto nos va a librar, eso seguro.

Estos modelos son los primeros de la compañía en contar con dual SIM, aunque solo será física en China en el modelo MAX mientras que en el resto de territorios será una SIM física y una eSIM integrada.

Lo que nos ha dejado verdaderamente impactados ha sido su procesador. El primer procesador de 7 nanómetros que sale al mercado. Apple lleva tratando de desmarcarse de la competencia desde 2010 produciendo sus propios procesadores y, finalmente, lo ha conseguido. El A12 bionic (que es como se llama) es una verdadera bestia que los competidores van a tener complicado alcanzar. 6 núcleos de CPU, 4 núcleos de GPU y 8 núcleos de motor neuronal que van a permitir grandes avances en la aplicación de la tecnología en nuestras vidas, como las que os mostramos a continuación.

La realidad aumentada ya está aquí.

Aquí es donde empezamos a ver para qué tanto procesador. Nos han encantado las aplicaciones de realidad aumentada que han mostrado. Ya vimos en la WWDC de Junio cómo Apple sacaba músculo con su ARKit 2.

Ahora vemos aplicaciones muy interesantes como la demostración de práctica de baloncesto. El dispositivo detecta la cancha, nuestra posición y las canastas y los fallos. Así, nos ofrece información muy detallada con estadísticas directamente sobre las zonas de la cancha para que podamos visualizar nuestras áreas de mejora.

Imagen de la keynote donde muestran la aplicación de AR de baloncesto

Por otro lado, vimos la aplicación de la realidad aumentada en los videojuegos. Nos gustó mucho que presentaran Galaga. Un videojuego clásico de los 80. Para adentrarse en un terreno desconocido como es la realidad aumentada  creemos que es muy inteligente empezar con los clásicos por tener mecánicas sencillas y una jugabilidad testada durante más de 30 años. Nos ganaron un poquito más al utilizar un clásico de nuestra infancia.

Su interpretación del Galaga con tres jugadores simultáneos nos ayuda a hacernos una idea de las posibilidades que puede ofrecer la realidad aumentada en el corto plazo.

La fotografía a otro nivel.

La cámara mantiene los 12MP del modelo anterior y las dos cámaras para poder realizar el modo retrato. Únicamente aumenta el tamaño del sensor.

Imagen que muestra las tomas que hace el nuevo iPhone en una fotografía

Gracias a la tecnología Smart HDR el iPhone Xs es capaz de tomar varias fotos con diferentes características y, algo que en Machiina nos preocupa siempre, sin ningún tipo de lag. También presentaron la característica de poder manipular la profundidad de campo en una foto ya tomada. Mola. Y mucho.

Este es uno de los avances que encontramos más interesantes para el día a día. Realizar una toma y guardar toda la información para poder ajustarla posteriormente nos parece algo verdaderamente nuevo y un hecho muy diferencial frente a cualquier tipo de competencia. Otra de las aplicaciones de esa bárbara capacidad de cálculo que posee el dispositivo que abren un verdadero mundo de posibilidades al que estamos deseosos de llegar para cacharrear.

El iPhone Xs lo podrás conseguir a partir del 21 de Septiembre desde 1159€ y su versión max desde 1259€. Ambos pueden reservarse desde el 14 de Septiembre.

La sorpresa: iPhone Xr.

El modelo más económico de esta nueva hornada. El iPhone Xr comparte prácticamente todas las características con sus hermanos mayores. Cambia el tamaño de pantalla con 6,1 pulgadas y su tecnología LCD en vez del OLED de los modelos superiores.

imagen de los distintos modelos de iPhone XR

Solo viene provisto de una cámara, pero gracias a su procesador A12 es capaz de tomar fotografías en modo retrato sin necesidad de la segunda cámara.

Lo más llamativo de este producto es que saldrá en 6 colores a elegir. Algo a lo que Apple no nos tiene acostumbrados. Blanco, negro, rojo, amarillo, azul y coral son los colores elegidos para este nuevo dispositivo. Tenemos que reconocer que nos ha sorprendido este mundo de color “designed in California”.

Lo podremos conseguir a partir del 26 de Octubre por 859€.

Conclusiones.

Desde el punto de vista de estética y UX hemos visto una keynote bastante continuista con la nueva línea abierta el año pasado con el iPhone X, salvo en el Apple Watch serie 4, que a nivel UX nos ha parecido muy bien resuelto.

Se corta con el pasado eliminando definitivamente el Touch ID y el mítico botón Home que ha sido su seña de identidad desde la primera iteración del producto. A partir de ahora su identidad visual será el tan controvertido “notch” junto al sistema de desbloqueo Face ID como máximos exponentes de esta nueva línea.

El modelo Xr aunque con un precio muy inferior a los Xs, nos parece que se queda muy elevado para competir con el resto del mercado. Sin embargo, teniendo en cuenta sus especificaciones técnicas está ofreciendo prácticamente lo mismo que los modelos superiores con una diferencia de 300€. Seguiremos con interés la evolución de las ventas del Xr para ver cómo le sale a Apple esta jugada.

El iPhone Xr va a ser la puerta de entrada de muchos usuarios al nuevo ecosistema donde tu cara será tu medio de desbloqueo, algo que no a todos les hace especial ilusión, pero gracias a sus impresionantes tripas creemos que acabaran cayendo.

Los verdaderos cambios vienen desde la tecnología. El nuevo procesador marca un hito y abre una serie de posibilidades muy jugosas. La aplicación de ese músculo de cálculo en diferentes aspectos va a ser verderamente diferencial. Realidad aumentada, las capacidades fotográficas o los animojis son solo una pequeña muestra de lo que vamos a alcanzar. Sin duda, lo que más nos ha gustado de todas la novedades de esta keynote.

¿Y vosotros qué opináis?¿Creeis que ha sido una keynote revolucionaria o que tampoco ha tenido tanto impacto? Dejad vuestra opinión en los comentarios y hablemos al respecto.