En Machiina diseñamos y desarrollamos soluciones tecnológicas de negocio hechas a la medida de las personas que la van a utilizar. Y las personas que la van a utilizar no son sólo tus usuarios o clientes.

personas reunidas

Creemos que desde los proveedores de servicios tecnológicos muchas veces se olvida la experiencia de una parte muy importante de los actores, que repercute directamente en todas las demás y de la que no se suele hablar: la del equipo que forma la organización. Hablamos de “Workforce eXperience”.

¿Qué es Workforce eXperience?

Consiste en tener en cuenta al equipo que compone la empresa del mismo modo que a sus usuarios o consumidores. Las personas que forman la compañía son responsables directas de su “performance”. Tengan o no contacto directo con el usuario final, su trabajo son los ladrillos con los que se construye la experiencia de los clientes.

En Machiina creemos que la tecnología y sus procesos deben ser herramientas para facilitar las funciones a los empleados. Cuando estos no son tenidos en cuenta en la conceptualización de una herramienta no estamos aportando soluciones, estamos cambiando sus antiguos problemas por otros nuevos.

En definitiva, consiste en optimizar, a través de la tecnología, la experiencia de trabajo de los equipos humanos de las empresas con las que colaboramos.

gafas mirando una pantalla

Diseñando la Workforce eXperience

En Machiina cuando arrancamos un nuevo proyecto pedimos que toda persona tomadora de decisiones que esté implicada se reúna con nosotros. Forma parte de nuestra fase de entendimiento, nuestro objetivo es identificar, conocer y analizar los objetivos y necesidades de todos los stakeholders, tanto los externos como los internos.

Organizamos sesiones conjuntas y también conocemos a los distintos equipos de trabajo por separado si es necesario. Es muy importante preparar bien las sesiones con los stakeholders internos porque sabemos que su tiempo es muy valioso para la organización, pero también sabemos que es vital para nuestro trabajo extraer su conocimiento único de cómo funciona la empresa y cómo se puede mejorar.

Para que las sesiones de trabajo sean lo más eficientes posible trabajamos con distintas técnicas, que seleccionamos dependiendo del equipo y del proyecto que vamos abordar: desde talleres de inception hasta la observación directa, pasando por entrevistas personales, encuestas o cualquier otra técnica que nos ayude a extraer la información que necesitamos en el menor tiempo posible.

Para que podamos diseñar una Workforce eXperience efectiva, es imprescindible que conozcamos la respuesta a algunas preguntas clave durante nuestra fase de entendimiento:

¿Quiénes son?

Necesitamos saber quiénes son, qué perfiles tienen, con qué habilidades cuentan, cuáles son sus debilidades, qué tareas realizan y qué impacto tienen estas tareas en el cumplimiento de los objetivos de la compañía.

¿Cómo trabajan?

Aquí descubrimos las dinámicas internas de la organización: qué procesos manejan y cómo de eficientes son de cara al cumplimiento de los objetivos del negocio. Identificamos si los procesos internos tienen una conexión correcta con los externos, los que ve el cliente, o responden a imposiciones técnicas creadas por las herramientas tecnológicas que utilizan.
Conocer esta información es clave para proponer una solución tecnológica que realmente venga a solucionar y optimizar los recursos de una empresa. No queremos entregar un software, queremos entregar valor.

¿Qué necesitan?

Ser capaces de identificar lo que cada equipo necesita para entregar el máximo valor a su organización y contar con ello a la hora de construir la solución tecnológica es el objetivo de la Workforce eXperience aplicada al desarrollo de software.
Todo lo que hacemos tiene que ir alineado con el objetivo del negocio, que suele ser generar beneficio económico. Aportar valor a las personas de la organización es fundamental para que el objetivo se logre. Eliminar barreras técnicas es esencial para permitir a la plantilla dedicar más tiempo a las tareas que generan un mayor impacto en el negocio.

personas reunidas en mesa

¿Qué beneficios genera en el proyecto?

Para nosotros tener en cuenta la Workforce eXperience es la clave que sienta las bases del éxito de un proyecto. Podemos resumir sus beneficios en tres puntos principales:

Compromiso

Conseguimos hacerles partícipes del proyecto y que sientan que están colaborando para mejorar su día a día cuando ven reflejadas en las propuestas soluciones a las necesidades que han expuesto previamente. No sólo se van a sentir implicados en el proyecto sino también en el crecimiento de la empresa.

Trabajar sintiendo que tu opinión se tiene en cuenta y que eres un valioso activo para tu organización genera el ambiente necesario para que todos sintamos pasión por dar el máximo en nuestro día a día.

Productividad

Eliminando barreras técnicas, optimizando procesos y flujos de información conseguimos aumentar la productividad de los equipos de trabajo.

El ahorro de costes que generamos diseñando una WorkForce eXperience como parte del proyecto tiene un impacto directo en el beneficio económico de la organización y sienta las bases para el crecimiento futuro.

gente alrededor de una mesa conversando

Impacto

Como hemos comentado anteriormente, el objetivo principal siempre es el beneficio económico de la empresa. Todo lo que hacemos para diseñar la Workforce eXperience debe tener un impacto directo, a corto o medio plazo, en la satisfacción del cliente.

Con empleados comprometidos y productivos es mucho más fácil generar esa experiencia inolvidable que necesitamos para convencer y retener a los clientes finales. Además, liberando a la plantilla de tareas repetitivas que se pueden automatizar, les damos más tiempo para dedicar a otras funciones de mayor valor para la marcha del negocio.

Esperamos haberos convencido para que, a partir de ahora, empecemos a hablar más de UX, CX y WX a la hora de desarrollar soluciones digitales y lo veamos más allá de nuestras presentaciones de Metodología Machiina.