Machiina Interación Digital

¿Quieres venir a Villainnova?

Tu mensaje se ha enviado correctamente

Nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad

S02E07 agroSingularity: Una innovadora propuesta para ayudar al sector agrario

Imagen de JuanFra Abad

17 octubre, 2019

Juanfra Abad

CEO & Co-Founder

logotipo de agrosingularity

Subscríbete en nuestros canales

Apple Podcast Ivoox Google Podcast Youtube Spotify Podcast

Índice del episodio

70 min
  • 03:00

    El bar de jon

  • 06:28

    Qué es agroSingularity

  • 09:58

    El porcentaje de producción agrícola que se tira actualmente

  • 13:23

    La disminución del gasto en I+D en España respecto a Europa

  • 18:36

    Por qué la agricultura es poco atractiva para los jóvenes

  • 23:53

    La lucha contra la fecha de caducidad de los productos perecederos

  • 26:03

    Las aplicaciones directas del producto de agroSingularity

  • 29:28

    El plan de digitalización del proceso

  • 32:07

    Compromiso 0 emisiones en su proceso de transformación

  • 37:33

    La relación de agroSingularity con el agricultor

  • 41:50

    ¿La agricultura en España se enfrenta a distintos retos que en otros países?

  • 52:46

    agroSingularity y su apuesta por la economía circular

  • 56:39

    ¿Que es el Startup weekend?

  • 01:05:38

    Despedida y fin de episodio

Sobre JuanFra Abad

JuanFra ha aprendido que no existe la innovación sino los empresarios innovadores y que las metodologías ágiles son las únicas que permiten entender el cambio con la velocidad que impone el momento actual de complejidad en los negocios.

Ingeniero en diseño, experto en emprendimiento y formación para la innovación, ha montado 3 empresas y trabajado en la industria alimentaria en calidad y desarrollo de producto. Responsable de proyectos de la Cátedra Internacional de Innovación de la UCAM, coordina el área formativa para la innovación de la escuela de negocios EBF y consultor de innovación en Barrabés Next. Actualmente es CEO y co-fundador de Agrosingularity.

Sobre agroSingularity

miniatura del logotipo de agroSingularity

agroSingularity es productor de materia prima e ingredientes en polvo para la industria alimentaria, nutracéutica, cosmética y farmacéutica. Lo hace a partir de subproductos agrícolas frescos, recuperando alimentos y a través de un modelo descentralizado reduciendo el impacto ambiental y empoderando a los productores primarios.

Contexto sobre la industria agraria

El sector agrícola en España es uno de los de los más importantes de la economía nacional, siendo la industria agroalimentaria el primer sector industrial del país. Carlos Cabanas (Ex-secretario general de Agricultura y alimentación) nos recuerda que la mitad de la superficie de nuestro territorio está dedicada a la explotación agrícola y ganadera.

Destaca el sector hortofrutícola que implica el 51% de nuestra producción vegetal y dedicamos la mitad de la producción a la exportación, posicionándonos como el primer país exportador de la UE y uno de los tres primeros a nivel mundial junto con China y EEUU.

Son importante estas cifras, teniendo en cuenta el veto ruso que sufrió el sector a las exportaciones alimentarias en 2014 aún vigente y la inminente aplicación de aranceles por parte de EEUU que, aunque existen previsiones de cómo pueden afectar, hasta que no se materialice no sabremos su alcance.

Amenazas y oportunidades en el sector agrícola

El problema de la pérdida y desperdicio de alimentos

La FAO diferencia entre pérdidas de alimento, que se achaca a la disminución de alimentos en toda la cadena de suministro, desde la producción a la venta mayorista y desperdicio de alimentos, relativo a la merma de alimentos en la parte final de la cadena alimentaria (venta minorista y consumo final).

gráfica que muestra la proporción de pérdidas y desperdicio de alimentos
Estudio realizado para el congreso internacional
SAVE FOOD! en Interpack 2011 Düsseldorf, Alemania

Se calcula que, aproximadamente se pierde un tercio de la producción alimenticia para el ser humano a lo largo de toda la cadena alimenticia, cuantificando alrededor de los 1300 millones de toneladas al año.

A través de este gráfico observamos que dos tercios se producen en pérdidas de alimentos y un tercio en desperdicio en las regiones ricas mientras que el desperdicio decrece de manera importante en las regiones menos desarrolladas.

Teniendo en cuenta que Naciones Unidas calcula que la producción alimentaria deberá aumentar en un 60% en 2050 para poder satisfacer las necesidades de los 10.000 millones de personas que habitarán la tierra, la gestión adecuada de los productos alimenticios y reducir las cifras de los desechos se convierten en un objetivo vital.

Cambios en los hábitos de consumo

Se observa un aumento paulatino pero constante de la concienciación del público en el campo de la alimentación. Los consumidores se están preocupando por su salud y eso se traduce en su elección alimenticia.

Según Edurne Uranga, Consumer director de Kantar división Worldpanel, señala el concepto Realfooding, existe un aumento del 81% en consumidores que eligen productos naturales y un descenso del 60% que abandonan los productos procesados, las grasas, sal, edulcorantes y azúcar.

En este mismo estudio se observa un aumento ligero pero continuo en la adopción de dietas vegetarianas y veganas y una reducción del consumo cárnico en el hogar (0,4%) pero un aumento de su consumo cuando sale a comer fuera del 3%.

Existe una preocupación por el desperdicio antes mencionado, pero el estudio Mikroscopia muestra que esta concienciación está más arraigada en los más mayores. Cuando aumenta la edad disminuye el desperdicio, a pesar de la mayor concienciación de los jóvenes en otros temas medioambientales.

Cambio climático

Según la organización meteorológica Mundial (OMM) las emisiones de dióxido de carbono han aumentado un 175% desde la era preindustrial y permanecerán en estos niveles durante generaciones. La temperatura de la tierra ha aumentado 1,1 grados celsius en el mismo periodo, siendo además 2015,2016 y 2017 confirmados como los tres años más calurosos desde que se tienen datos y 17 de los 18 años más calurosos se han registrado en este siglo.

España, por su naturaleza peninsular y su ubicación en la cuenca mediterránea se considera uno de los países con mayor vulnerabilidad a estos cambios. Según el ministerio de transición ecológica el 74% del suelo nacional está en riesgo de desertificación en la actualidad y se prevé que aumente hasta el 80% a finales de siglo.

imagen de zona en desertificacion

Otro fenómeno relacionado con el cambio climático es el aumento de plagas y enfermedades que afectan a las plantas y el aumento también de su resistencia a los tratamientos tradicionales. También se incrementa la aparición de fenómenos meteorológicos extremos tanto en periodicidad como en virulencia.

Todos estos factores se traducen en una reducción del terreno cultivable, degradación de los suelos, mayor complejidad de maduración y reducción del rendimiento de los cultivos. Problemas que golpean directamente al sector agrícola y lo amenazan de forma peligrosa.

Economía circular

Cada año, se utilizan unos 90 billones de toneladas de recursos naturales por parte de la industria, que equivalen al 1,7 de la capacidad productiva anual que tiene el planeta. De todos estos recursos solo un 8% son reutilizados. Frente al modelo tradicional de economía lineal de extraer-consumir-desechar que se sabe insostenible en el tiempo, se plantea la economía circular.

La economía circular trata de inspirarse en la naturaleza en la que no existe el concepto de desecho. Su objetivo es la máxima reducción en el uso de materias primas por parte de la industria y minimizar la generación de desechos no reciclables.

La comisión europea adoptó un Plan de acción de economía circular en diciembre de 2015 con el objetivo de acelerar la transición hacia este modelo económico. De este plan emergen una serie de normativas que afectan directamente al sector de la agricultura.

Un nuevo reglamento de fertilizantes busca crear una normativa común entre todos los estados miembros que defina cómo deben ser estos productos adecuándose al reglamento Sandach, evitando las contradicciones con normas nacionales divergentes y facilitando su acceso en el mercado único .

Con esto se quiere incentivar la producción masiva a gran escala de fertilizantes a base de residuos propios transformándolos en nutrientes para los cultivos en consonancia con la economía circular.

Por otro lado, se proponen acciones como la eficiencia en la gestión de los recursos hídricos. La agricultura europea gasta alrededor de 73000 hm³ de agua cada año que podrían reducirse en un 70% mediante la aplicación de técnicas de riego de precisión, reduciendo las pérdidas de alimentos o evitando las pérdidas en su transporte.

innovación y tecnologías en el sector agrícola

Para hacer frente a estas amenazas y poder sacar partido de las oportunidades que se abren ante los nuevos retos a los que se enfrenta el sector agrícola existen diferentes tecnologías que pueden marcar una diferencia significativa y ayudar a la mejora del sector a través de la innovación.

imagen de dron sobre campo cultivado

Internet of Things

La conectividad de los objetos que existe hoy en día junto a los sensores con los que se les puede equipar ofrece unas ventajas muy interesantes para el campo. Reduce la necesidad de desplazarse hasta los cultivos a menos de que haya una necesidad real, la cual será comunicada y podrá llegar al smartphone del agricultor.

También aumenta considerablemente la eficiencia de los cultivos, evitando los despilfarros de agua o energía ofreciendo soluciones a algunos de las problemáticas a las que se enfrenta el campo y que ya hemos comentado anteriormente como la gestión del agua, paliar los efectos del cambio climático o el aumento de la eficiencia en consonancia con los objetivos de la economía circular.

En este sentido, ya existen empresas como la neozelandesa SCADAfarm, que ofrece soluciones que permiten la visibilización y gestión del riego de forma remota basadas en Microsoft Azure y EcoStruxure que permite ahorrar hasta un 50% de su consumo energético además de mejoras en el rendimiento operativo y de los cultivos, evitarse el desplazamiento con el ahorro de tiempo que eso implica y, por supuesto, maximizar la eficiencia de su riego y su optimización.

Big Data

A través de la explotación de datos de distintas fuentes, el sector agrícola puede obtener beneficio de muy diversas formas gracias a la gran cantidad de información que pueden generar las explotaciones agrarias.

Los nuevos sistemas de gestión pueden capturar, almacenar y procesar datos para que el agricultor los reciba de manera completa, sencilla y entendible, ofreciéndole información procesada que reduzca la incertidumbre y le facilite la toma de decisiones.

Inteligencia Artificial (AI)

Los campos van añadiendo elementos técnicos en busca de mejorar su eficiencia, calidad y productividad. Gracias a esta tecnología, se podrá deducir cuándo es el mejor momento de recolecta o de poda o predecir el rendimiento y la calidad de cultivos pudiendo anticipar los precios de logística y otras variables.

IBM posee una solución de servicios Watson, Decision Platform for Agriculture, que recopila información sobre meteorología, los IoT, imágenes de satélite y otros para ofrecer una perspectiva global de los cultivos que ofrezca capacidades predictivas que ayuden al agricultor a través de una aplicación fácil de usar.

Agricultura de precisión

Combinando las tres tecnologías anteriores se trabaja en un nuevo modelo de explotación agraria. Se busca que el agricultor sea capaz de gestionar mayores extensiones con menor esfuerzo.

La agricultura de precisión se basa en la digitalización del campo a través del Internet de las cosas (IoT) para proveerle de sensores que capten información de la plantación, El Big Data para recoger toda esa información y juntarla a otras como las comentadas anteriormente y la Inteligencia Artificial (AI) para obtener insights de todo ese volumen de información que permitan al agricultor tomar decisiones basadas en datos.

Entraría también la robótica en esta ecuación con el objetivo de aumentar la eficiencia y el rendimiento de la explotación agraria a través de la mecanización y automatización de procesos como la fertirrigación, la aplicación de tratamientos fitosanitarios o la cosecha selectiva.

Energías renovables

imagen de campos de cultivo con molinos eólicos al fondo

Su adopción es imprescindible si se quiere cumplir con el Acuerdo de París, que tiene como objetivo descender dos grados el calentamiento de nuestro planeta. Gracias a la eliminación de las trabas legales impuestas por los anteriores ejecutivos y la reducción de los costes de obtención de energía eólica y fotovoltáica los convierten en más competitivas.

En nuestro país se están realizando instalaciones de riego alimentadas con energía fotovoltáica que se amortizan en pocos años sin primas ni subvenciones estatales y reducen el consumo de combustible fósil en un 70%. Estas instalaciones pueden ir conectadas a la red eléctrica pero no es necesario, ahorrándose la conexión a la red y el transformador. Otro método interesante es el acompañar la instalación con una balsa para almacenar el agua ya que es más sencillo y económico almacenar agua que energía.

 

 

Si queréis ampliar información sobre innovación y tecnologías en el sector agrícola podéis hacerlo en nuestros artículos y podcast de 39&tú y del grupo Dulcesol.

un momento de al grabación con JuanFra
un momento de la grabación con JuanFra

 

Comentarios 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Quieres venir a Villa Innova?

    Ven y comparte tu experiencia o escríbenos si conoces a alguien a quien deberíamos invitar a visitarnos.

    Participa